El productor y director Paul Espinosa, con gorra negra, prepara una entrevista con el dueño de la tienda La Especial Produce, Juan
Neri, durante la grabación del documental The Price of Renewal. Cortesía Espinosa Productions

Si existe un cineasta fronterizo, ese sin duda es Paul Espinosa.

Por 35 años el director y productor se ha dedicado a documentar las realidades en ambos lados de la frontera entre México y
Estados Unidos a través de una docena de filmes, incluyendo algunos que se han convertido en clásicos.

about

Aunque como cineasta exitoso Espinosa hubiera podido mudarse a Los Ángeles para trabajar más de cerca de los grandes
estudios de Hollywood, decidió permanecer en la frontera, primero en San Diego, y luego en Phoenix como profesor en la Arizona
State University.

“San Diego ha sido un lugar increíble para trabajar en los filmes que he estado interesado en realizar”, dice Espinosa, quien regresó
a vivir a la ciudad luego de jubilarse de su puesto como profesor. “Estar en la frontera Estados UnidosMéxico le da a San Diego
una dinámica internacional, y hay tanto potencial para trabajar en historias que no han sido contadas”.

Durante octubre y noviembre, la biblioteca de la Universidad de California, San Diego, en La Jolla, celebrará a adquisición de los
archivos de Espinosa, que contienen películas, material de investigación, entrevistas, guiones y fotografías, entre otros documentos.

“Nos honra haber adquirido los archivos de Paul Espinosa, los cuales serán muy utilizados en esta universidad”, añade Brian E. C.
Schottlaender, bibliotecario en UCSD. “Nuestras colecciones bibliotecarias tienen un énfasis especial en historia de California y Baja California, así como cultura y activismo chicano. Los archivos de Espinosa fortalecerán y complementarán estos materiales”.
Como parte de la celebración, este sábado 10 de octubre habrá una recepción con el cineasta en la biblioteca de UCSD.

Por todo octubre y noviembre se realizará un minifestival de cine en varias ubicaciones de San Diego donde se proyectarán
algunas de sus documentales y películas más sobresalientes, entre ellas The Lemon Grove Incident, que fue producida para la
cadena PBS y cuenta la historia verídica del primer caso legal en contra de la discriminación racial en la educación pública en
Estados Unidos.

Otra de esas películas, The Hunt for Pancho Villa, se proyectará el 4 de noviembre en el Digital Gym Cinema, el cine comunitario
del Media Arts Center San Diego, organización detrás del Festival de Cine Latino de San Diego, del que Espinosa fue parte esencial
para su fundación, indica Ethan van Thillo, fundador y director del Media Arts Center.

“Su extensa obra acerca de la experiencia chicana y los temas fronterizos es una de las razones por las que hoy tenemos un
festival de cine latino en San Diego”, dice Van Thillo. “Él le ha enseñado a varias generaciones acerca de la importancia de
documentar su propia historia y la importancia de contar historias que no son contadas por los medios tradicionales”.

Curtis Marez, profesor y director del Departamento de Estudios Étnicos en UCSD, dice que la obra de Espinosa ha puesto a los
chicanos en la pantalla.

“Todos sabemos que las imágenes visuales moldean lo que la gente piensa es importante y de valor, tanto que sí un grupo de
personas no aparece en el cine puede ser cómo si no existieran”, dice Marez. “El trabajo de Paul brillantemente ha colocado a las
chicanas y a los chicanos en el cine”.

Espinosa, ganador de varios premios Emmy, actualmente produce un documental sobre la vida de Ramón Chunky Sánchez, un
músico pilar del Movimiento Chicano de los 1970 en San Diego.

El cineasta dice que es importante que los jóvenes latinos conozcan los temas de las películas que ha dirigido y producido para
tener más conciencia social.

“Los filmes sobre problemas sociales tienen el gran potencial de generar diálogo acerca de temas controversiales”, dice Espinosa.
Sáinz es periodista independiente.

By Pablo J. Sáinz | 3:49 p.m. Oct. 8, 2015
© Copyright 2015 The San Diego UnionTribune.
All rights reserved.